Sencillas Barras De Cocina Con Azulejo Tipo Madera

Con los armarios sin tiradores y con una estética muy purista, esta es un caso de muestra entre las cocinas pequeñas. Para contar con más almacenamiento, la barra tiene armarios que dan a la región de aguas, al paso que la encimera se ha ensanchado para que sea cómoda. Para darle calidez se han añadido complementos en tonos naturales y terrosos, como los maceteros, las tablas de madera y las banquetas de fibra. Totalmente dentro, esta cocina abierta, proyectada por la interiorista Pía Capdevila, pasa totalmente desapercibida merced a la península de madera, que parece casi, casi un mueble de salón.

Moblaje de roble lacado a la medida, estanterías y ventanas de madera, taburetes de Catalina House y campana extractora encima la barra de cocina. Es un proyecto efectuado por Àbag Studio. En esta mini cocina abierta con península se ha primado la funcionalidad ante todo.

Cocina pequeña distribuida en “L” y con una pequeña isla que tiene barra de desayuno. La pureza y frialdad del mobiliario blanco y los detalles en acero se ve suavizada por el tono amarillento escogido para la parte de arriba de las paredes. Aprovechar el espacio hasta el techo deja almacenar a lo prominente y no tener que ocupar más metros de suelo. Llevarlo a cabo a medida piensa no dar ni un cm por perdido.

Con Vistas Al Comedor

Un solo frente y una mesa alta de office, que suma superficie de trabajo cuando es necesario. Explotar el hueco de la escalera es el punto de partida para hacer una cocina fácil pero moderna. Mobiliario, diseño de la interiorista Esther Mercé con armarios de IKEA. Lámparas de techo, en Ladies and Gentleman.

Los frentes y el suelo van revestidos con baldosas mexicanas de vivo estampado. El hueco que deja la barra volada, diseño de A&B Curated, ha permitido poner un radiador en el centro. Los taburetes verdes son de la marca Gubi.

sencillas barras de cocina con azulejo tipo madera

Y el antepecho tiene un acabado amarmolado, lo que le da un toque aún más sofisticado si cabe. Esta isla pegada a la pared hace las ocasiones de desayunador, región de trabajo y reserva espacio para almacenaje. Es extensa con lo que puede acoger a la familia, a los amigos que nos acompañan mientras que cocinamos o incluso ser útil como escritorio improvisado.

Un Toque Industrial

Como se hizo en la cocina de la foto. Los frentes prescinden de los artificios y se han obviado los aparadores altos –que siempre y en todo momento se comen un poco el espacio–. Después se ha usado un acabado en madera para ofrecer calidez, que se ve acentuada con los taburetes y los complementos en madera.

Mobiliario, de DM Lacado, diseño de la arquiecta técnica y efectuado a medida por JJ Fusters. El saliente hace de barra y solamente deja espacio para un café mañanero, pero ¿quién precisa mucho más? Del lado de la cocina queda el fregadero. Esta casa totalmente abierta emplea la barra de la cocina para dividir los ambientes. Se une con una estantería que deja ver los dos lados de la casa dándole ligereza al lugar y conservando la estética natural y súper práctica.

También conseguimos un espacio más agradable. Si la cocina es pequeña, mejor decantarse por un modelo sin estampados. Mobiliario de cocina, diseñado por La Albaida y pintado en color Plummet de Farrow&Ball.

Si los frentes carecen de relieves o tiradores, parecen menos voluminosos. Todo se funde en un blanco que transmite una increíble sensación de relax. Abrir la cocina a la zona del salón es un acierto. Sumamos metros, ganamos sensación de amplitud y el grupo resulta mucho más acogedor. La solución creativa y servible es una original balda sujetada al techo, que se transforma en espacio plus de almacenaje. Eludir paredes y hallar marcar 2 zonas en exactamente el mismo espacio.

Está en una cocina abierta al salóny se compone de un tablón de madera que sale de los muebles de la cocina con apariencia de L. Con las sillas blancas Phantom, es perfecto. Esta barra de cocina es muy elegante y de lo mucho más sofisticada. En el presente artículo te exponemos cocinas con barra modernas,cocinas con barra de estilo retro,cocinas con barra minimalistas ycocinas con barra de madera. Asimismo del estudio sincro es esta otra preciosa cocina toda blanca, con el antepecho revestido de el muy elegante mármol.

sencillas barras de cocina con azulejo tipo madera

Proyectada por Clara Valls, con un office plegable y abierta al salón para ganar luz. Un arco de madera conecta la cocina, fácil y práctica, con el comedor, compuesto por una mesa cuadrada cercada y por un banco de obra. La madera se lacó en blanco para agrandar visualmente el espacio. A fin de que entonces comenten que con 50 cm no se puede llevar a cabo nada.

Como resultado, mucho más hondura y estilo. Taburetes, lámparas de comedor y lámpara de techo de cocina en Maisons du Monde. El color natural de la madera es homónimo de calidez y además, se transporta espectacular con el azul intenso de la nevera. Una nota de color pero más que nada, de estilo. Con una alfombra alargada, no solamente se esconde el suelo.

Piensa A Lo Grande

En origen, esta cocina no tenía ventana. Siendo tan pequeña y con los techos bajos, sus dueños se decantaron por abrir una claraboya en el techo que alumbra la región de office y acentúa la sensación de amplitud. Una gran iniciativa para cocinas pequeñas modernas. Si de verdad buscas cocinas con barra modernas, opta por el color.